en   fr

El Congreso Internacional sobre la Discapacidad Intelectual, que tuvo su arranque en el año 2006, promovido y organizado conjuntamente, por la Universidad de Jaén y la Asociación Provincial de Minusválidos Psíquicos de Jaén- APROMPSI, ha llegado a su ya IV edición. Estas reuniones han alcanzado un alto nivel científico, tanto por el interés que despiertan en la sociedad de Jaén como por el apoyo institucional y político con que cuentan las instituciones convocantes, y en definitiva, por la calidad de los temas tratados, que, en todo caso, como se ha demostrado en los tres Congresos, hasta ahora celebrados, han sido objeto de interés y de atención por publicaciones de tan singular prestigio como “PORTULARIA” en 2009 y la Revista Internacional de Sociología, en 2014.

Este IV Congreso está avalado por su Comité Científico, en el que se integran profesores, investigadores, figuras relevantes tanto de la Universidad como de los ámbitos de diversas profesiones donde trabajan, con verdadera vocación, dentro del movimiento asociativo, que, en todo caso, busca la inclusión total de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad, tema éste al que se dedica el Congreso.

Está muy claro que la discapacidad intelectual precisa cada vez más, de la investigación, estudio, desarrollo y divulgación de todo ese material que se obtiene de estos encuentros y de las experiencias del día a día de nuestros centros. Ello como único camino para luchar contra la exclusión y el abandono de una serie numerosa de personas, que, con nuestra ayuda, han de lograr su propia autonomía, y en todo caso, alcanzar la dignidad humana a la que tienen el mismo derecho que los demás.

Por ello, nos reafirmamos en nuestro compromiso total de trabajo incansablemente en la hermosa tarea de la discapacidad intelectual, pues entendemos que la misma es, ciertamente, una situación dinámica, ecológica, y que viene a suponer un reto para científicos y profesionales, en todas las áreas, creando y afianzando un espacio multidisciplinar para el diálogo positivo, el intercambio de opiniones, con profundidad en las diversas materias para el mejor conocimiento de éstas personas, situadas en una posición vulnerable, a fin de rescatarlas del abismo que suponen sus vidas.

Así, la mejora de la calidad de vida, y de los servicios y apoyos al colectivo de personas con discapacidad intelectual requiere del avance en la comprensión científica y profesional en las áreas de conocimiento relacionadas. Por este motivo, se hace necesaria la colaboración y actuación conjunta de las instituciones y entidades en las cuales se desarrollan la investigación, las Universidades y las asociaciones de apoyo.

En relación con esta necesidad de avanzar en el conocimiento, hay que potenciar el capital humano cualificado para la optimización de la actuación profesional de las personas con discapacidad intelectual. Ello justifica la promoción de encuentros que, por un lado, signifiquen un factor de motivación para la investigación en las áreas de conocimiento específicas y, por otro, constituyen un punto de partida para la formación de futuros profesionales del ámbito jurídico, educativo, social, ingeniería, sanitario y empresarial que han de moverse en este colectivo.

El no gozar de la autonomía social, física y cognitiva, constituye una importante barrera excluyente en cualquier ámbito de la vida social. El no gozar de un futuro, que se desvanece con la no supervivencia de la familia, el tener una alta dependencia de los centros y las ayudas públicas y en definitiva, estar al margen de cualquier interés económico, político y electoral, consolida el argumento de la necesidad de atención de este colectivo y de la urgencia con que necesitan las medidas de inclusión de la sociedad y sus agentes.

Hasta ahora, ellos y sus familias han reclamado la atención de los gobiernos y creemos que ha llegado el momento de reclamar la atención de las instituciones públicas y privadas y de la propia sociedad; abriendo un debate científico-social acerca de la forma en que este colectivo está siendo contemplado dentro de las medidas de la Responsabilidad Social.

Por todo ello, este IV Congreso, pretende reunir a profesionales de las Universidades y Centros de Investigación de todo el mundo, así como a las empresas y sus responsables, las fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro y todas aquellas personas que desde la docencia la investigación, la gerencia y la actuación profesional que pudieran realizar una contribución al dialogo entre el verdadero papel de las instituciones y del movimiento asociativo en los ámbitos social y/o la discapacidad intelectual.

Así, los objetivos de este IV Congreso pueden sintetizarse en los dos siguientes:

- Promover el conocimiento de la discapacidad intelectual desde los ámbitos de las organizaciones, universidades y centros de investigación.

- Crear un espacio de reflexión y encuentro de investigadores, investigadoras y profesionales para avanzar en el conocimiento de la Discapacidad Intelectual desde los ámbitos de la educación, la salud, la política, la psicología, la sociología y la acción social.

En resumen, el IV Congreso de Discapacidad Intelectual, de ámbito Internacional, pretende ser una continuidad de lo ya iniciado en el I Congreso, volver a reunir a la mayoría de investigadores e investigadoras, científicos y científicas y profesionales que trabajan en este colectivo o en campos afines dentro de las Áreas planteadas, para permitirles crear su propio foro de intercambio científico y de cooperación, al objeto de buscar soluciones a los problemas cruciales que emergen en los sistemas de apoyo, en la formación de profesionales y en la investigación para la mejora del funcionamiento vital del colectivo.